Logo cartas egipcias

Bienvenidos a Cartas Egipcias liderado por el Astrólogo y Tarotista Eduardo Luz.


Bienvenidos a Cartas Egipcias liderado por el Astrólogo y Tarotista Eduardo Luz.

Los Eclipses: El Poder de los Opuestos


Los Eclipses: El Poder de los Opuestos

Publicado el día 25/05/2020 en la Categoria: Astrología Básica 

La palabra Eclipse se deriva del latín eclipsis que significa, desaparición. Un eclipse es el oscurecimiento de un cuerpo celeste producido por otro cuerpo celeste. Hay dos clases de eclipses que implican a la Tierra: los de Luna, o eclipses lunares, y los de Sol, o eclipses solares.

Un eclipse lunar tiene lugar cuando la Tierra se encuentra entre el Sol y la Luna y su sombra oscurece la Luna.

El eclipse solar se produce cuando la Luna se encuentra entre el Sol y la Tierra y su sombra se proyecta sobre la superficie terrestre.

Los tránsitos y ocultaciones son fenómenos astronómicos similares, pero no tan espectaculares como los eclipses debido al pequeño tamaño de los cuerpos celestes que se interponen entre la Tierra y un astro brillante.

Los Eclipses que nos afectan directamente no sólo desde el punto de vista óptico, sino por la influencia que ejercen en nuestra vida, son aquellos que involucran a la Tierra, El Sol y la Luna. Más allá del espectáculo visual que puede brindar un eclipse, éste refleja un cambio en el flujo de energía que recibimos de las luminarias y de su influencia en nuestra vida, el cual madura situaciones que han estado en proceso, desencadenando eventos descritos en potencia en la carta natal.

Básicamente, los eclipses en nuestro sistema Tierra-Luna se producen cuando se dan dos condiciones:
1. El Sol, la Luna y la Tierra están alineados.
2. La Luna está cerca de la intersección de su propio plano orbital con la eclíptica (los nodos lunares).

Tipos de eclipses:
Básicamente hay dos clases de eclipses, el eclipse de luna y el eclipse de sol, por ejemplo.

Eclipse de Luna
Iluminada por el Sol, la Tierra proyecta una sombra alargada en forma de cono en el espacio. En cualquier punto de este cono la luz del Sol está completamente oscurecida. Rodeando este cono de sombra, llamado umbral, se encuentra un área de sombra parcial, llamada penumbra.

Un eclipse total de Luna tiene lugar cuando la Luna penetra por completo en el cono de sombra. Si penetra directamente en el centro, se oscurecerá alrededor de 2 horas; si no penetra en el centro, el periodo de fase total es menor, y si la Luna se mueve solamente por el límite del cono de sombra su oscuridad puede durar sólo un instante.

El eclipse parcial de Luna tiene lugar cuando solamente una parte de la Luna penetra en el cono de sombra y se oscurece. La extensión del eclipse parcial puede fluctuar desde una fase casi total, cuando la mayor parte de la Luna se oscurece, a un eclipse menor cuando sólo se ve una pequeña zona de sombra de la Tierra al pasar la Luna. Históricamente, el primer indicio que se tuvo del perfil de la Tierra fue al ver su sombra circular pasando a través de la cara de la Luna.

Antes de penetrar la Luna en el cono de sombra, tanto en el eclipse total como en el parcial, está dentro de la zona de penumbra y su superficie se va haciendo visiblemente más oscura. La parte que penetra en el cono de sombra aparece casi negra, pero durante el eclipse total el disco lunar no está totalmente oscuro, sino que permanece ligeramente iluminado con una luz rojiza: los rayos solares son refractados por la atmósfera terrestre y penetran en el cono de sombra. Si se produce un eclipse lunar cuando la Tierra está cubierta con una densa capa de nubes, éstas impiden la refracción de la luz; en esa situación la superficie de la Luna se hace invisible durante la fase total.

Eclipse de Sol
Los eclipses totales de Sol tienen lugar cuando la sombra de la Luna alcanza la Tierra. En algún momento, cuando la Luna pasa entre la Tierra y el Sol, su sombra no alcanza la Tierra. En esos momentos tiene lugar un eclipse anular durante el que aparece un anillo brillante del disco solar alrededor del disco negro de la Luna.

La duración máxima de un eclipse total de Sol es de unos 7,5 minutos, pero estos eclipses son raros y sólo tienen lugar una vez cada varios miles de años. Un eclipse total, normalmente, se puede ver durante unos tres minutos desde un punto en el centro del recorrido de su fase total.

En áreas fuera de la banda barrida por la sombra de la Luna, pero dentro de la penumbra, tienen lugar eclipses parciales y el Sol sólo se oscurece parcialmente.

Influencias:
El eclipse es un acontecimiento que en el último siglo ha marcado una importante influencia en los acontecimientos que han marcado la historia de la humanidad, es decir, se ha suscitado ciertos cambios en el pensamiento económico, social, cultural, político, religioso y natural, tras un eclipse. Todo esto se ha convertido en un importante punto de partida para la astrología debido a que los eclipses influencia de manera muy directa a todos los seres humanos, haciendo que nuestras emociones y sensaciones se vuelvan más sensibles de lo que ya nos imaginábamos. Nos vuelve mucho más volubles.

Cabe señalar que el efecto del sol es de compactar, provoca fuertes cambios a nivel emocional, la parte interna de la conciencia empieza a trabajar desde un punto mucho más compacto y elevado, nos lleva a sentir infinidad de cosas y a ver el mundo desde otro punto de vista. Se mueven las emociones, pulsaciones, el deseo, el entusiasmo. La fuerza del ser se ve altamente influenciada por este fenómeno de alta intensidad. Además de ello provoca que nuestra personalidad se vea de cierto modo modificada, viene momentos de mucha prepotencia, cambios de carácter enfocados solo a pensar en nosotros como individuos solos y no como individuos que comparten con seres iguales a nosotros.

Es importante señalar que dicho acontecimiento provoca que nos volvamos menos expresivos, que no expresemos realmente nuestros sentimientos como son, pues se activa la parte de acción y menos de emoción. Actuamos por razón más no por sentimiento. Nuestras palabras se cargan de mayor contundencia, de claridad pero a la vez de dureza, nos volvemos inclusive más fríos. Esto provoca que veamos el mundo desde otro punto de vista en donde no podemos entender que la realidad es otra y donde todos vivimos una misma realidad. Nos volvemos poco tolerantes.

Recomendaciones para recibir la influencia de los eclipses:

1. Recuerda que el eclipse habla de enfocarse en cosas realmente importantes, pues son fenómenos que terminan por ayudarnos a cerrar ciclos del pasado para abrir nuevas puertas. 
2. Atentos con las energías que se desprenden del sol cuando ocurre el eclipse solar, ya que podría dañar tu campo energético, tu aura.
3. Trata de no tomar decisiones importantes durante ese día, deja todo para después del eclipse.
4. Es momento para organizar tus planes, establecer prioridades e ir en busca del logro concreto de cada uno de ellos. 
5. Nada mejor que tomar un baño de sales energéticas tras el eclipse, recuerda poner música, inclusive meditar o practicar yoga. Incluso, si puedes tomar un baño en un río, sería estupendo.
6. Mantén todo en orden, especialmente tu casa, o tu habitación, si hay orden ahí, tu vida tiene orden. Todo eso es un reflejo, no lo olvides. 
7. No comas fuera de casa, es mejor comer cosas preparadas por ti y en la comodidad de tu hogar. Sería bueno que ayunaras ese día solo hidrátate. Eso sí, evita las sustancias dañinas, tu cuerpo necesita mucho líquido, ni licor, ni drogas.
8. No será momento para que te afanes durante el acontecimiento, simplemente relájate y deja que todo aquello que quieres, se dé de manera paulatina. Las energías trabajan no a corto plazo, sino a largo. 
9. No cortes plantas, ni dañes o tritures algo durante el eclipse, la vida se respeta durante ese momento. 
10. Guardemos las formas y no tengas actividades de placer con tu pareja, es mejor descansar y recargar energías para seguir adelante durante el período del eclipse. 
11. Hay que empezar a mejorar nuestro ser. Recuerda hacer peticiones y meditaciones durante el eclipse: ‘llegó la hora de cambiar, no puedo seguir siendo el mismo’. 
12. Que las embarazadas no vean y mucho menos se expongan a las energías del eclipse. 
13. Debes cuidar tu salud enormemente, pues los eclipses traen grandes cambios físicos que, si bien no los notas, si marcan la diferencia durante los días venidero.


EDUARDO LUZ
Tarotista, Astrólogo y Vidente
CONTACTO:
cartasegipcias@gmail.com
TWITTER, FACEBOOK e INSTAGRAM:
cartasegipcias


Tal vez te podría interesar:

Artículo: Equinoccio de Primavera - Otoño...

>