Logo cartas egipcias

Bienvenidos a Cartas Egipcias liderado por el Astrólogo y Tarotista Eduardo Luz.


Durante todo el mes de Mayo tendremos un descuento del 30% en todos nuestros servicios y así celebramos juntos nuestro Aniversario 6. Gracias por el apoyo Seres de Luz

Arcángel Metatrón: El que Comparte el Trono


Arcángel Metatrón: El que Comparte el Trono

Publicado el día 25/03/2020 en la Categoria: Arcángeles 

Metatrón es el nombre de un ángel presente en el judaísmo y algunas ramas del cristianismo. Uno de los libros más antiguos del judaísmo, el Libro de Enoc, que todavía se conserva en algunos códices de la Biblia Septuaginta menciona a un gran arcángel que recibió de Dios el derecho a sentarse en un trono en el cielo. Su nombre es Metatrón, que posiblemente signifique “el que comparte el trono”, “el que guarda” o “el que se sienta detrás del trono de Dios”. Este gran arcángel tiene un lugar importante en el judaísmo místico y en el pensamiento de la Nueva Era.

Nacido desde las entrañas de la Edad Media, fruto de los textos cabalistas, Metatrón representa al arcángel más controversial de la mitología judeocristiana, un ser difícilmente comprensible a través de los múltiples textos que a lo largo de la historia lo han descrito de manera dual y en ocasiones contradictoria. Sin embargo, en cualquiera de sus acepciones, se trata del arcángel más poderoso en el reino celestial, lo que le ha valido el título de “Pequeño Yahvé”.

Nombre Original: Metatrón.
Día en su honor: Sin Registros.
Día de su celebración: Sin Registros.
Colores: Rosados, Morados, Blanco.
Propicia: La canalización de los pueblos a la tierra prometida, guía a los niños, es el guardián de los registros akásicos y jefe de los ángeles de la muerte.
Velas: Rosadas, Moradas y Blancas.
Chakra: Sin Registros.

Dado que no es mencionado explícitamente, ni en el Antiguo, ni el Nuevo Testamento, la figura del arcángel Metatrón no es aceptada por el cristianismo, en ninguna de sus variantes. En cambio, sí aparece en el Talmud, lo que llevó a la tradición rabínica a contemplarlo como el escribano celestial y el más importante de los arcángeles. Los estudiosos de la Cábala, encuentran en el texto del Zohar una identificación con el ángel que guió al pueblo de Israel durante su éxodo y lo describe como el rey de los ángeles, que reina sobre el árbol del bien y del mal.


Básicamente, existen dos vertientes que explican su procedencia: que se trata de Enoc, transformado en arcángel, después de varias visitas al reino de los cielos; o que se trata del primer ser de la creación, sentado a la izquierda del padre, lo que en la tradición se asocia con Satanás. En cualquier caso, no es humano, su figura es controversial, y hoy forma parte igualmente del misticismo que del ocultismo. La etimología de su nombre también plantea serias dificultades. Mientras que algunos sostienen que Metatrón proviene de la expresión hebrea guardián de la entrada, otros creen que obedece a la expresión griega quien está detrás del trono. Ciertamente, no existe correspondencia hebrea para su nombre, que posee muchas variantes: Methraton, Metrator, Merattron, Meetatron, entre otras.

Aunque su aspecto es descrito como el de un ser de fuego divino, con 36 pares de alas y 365 mil ojos, los cabalistas lo ponderan como el más poderoso de los serafines, que en general sólo cuentan con 3 pares de alas. Metatrón, en cambio, tiene este número, multiplicado por 12 (que son las tribus de Israel). Además, al ser escriba del cielo, detenta secretos cósmicos y ostenta una sabiduría infinita; de allí el simbólico número de 365 mil ojos y su referencia a una clarividencia que penetra todo los tiempos, pasados y futuros. Asociado a la creación de la materia, que los gnósticos identificaron con el mal, y con la sabiduría, asociada por muchas vertientes místicas a la serpiente que tentó a Eva con el fruto prohibido, Metatrón es también el ángel que estuvo en presencia de dios y fue nombrado príncipe de príncipes, como Lucifer en el relato bíblico de Ezequiel.

La Historia de Metatrón:
Enoc, el abuelo de Noé, es un místico que visita el Cielo en distintas visiones. En una visión, Enoc tiene la misión de interceder con Dios en favor de los ángeles caídos. En otra visión, ve a los querubines en el Cielo, a quienes describe como seres de fuego. Más adelante, es llevado por el arcángel Miguel al cielo más alto. Enoc también viaja en sus visiones o sueños al árbol de la Sabiduría. Al final de sus visiones, Enoc se transforma en el arcángel Metatrón, un poderoso arcángel a quien también se le llama el pequeño Yahweh.

Metatrón en los textos judíos:
Aunque la Torah y la Biblia mencionan que el profeta Enoc una larga vida y fue llevado al cielo sin morir (Génesis 5:23-24), los textos del Libro de Enoc fueron excluidos del canon formal del judaísmo, y por lo tanto tampoco son aceptados por las escrituras cristianas. Aun así, el arcángel Metatrón fue muy importante en el judaísmo místico medieval y aparece mencionado en el Talmud. En la tradición rabínica, es el más alto de todos los ángeles y sirve como escriba celestial.

• El Libro de Enoc, perteneciente a la tradición Merkavah (3 Enoc o Sefer Hekhalot), describe la transformación de Enoc en el arcángel Metatrón. En este libro, el mismo Metatrón dice que YHVH le llamó “el YHVH menor”. El narrador, Rabbi Ishmael, describe a Metatrón de dos maneras: como un ángel primordial (9:2–13:2) y como el ser en que se transformó Enoc.
• El nombre de Metatrón aparece también escrito de dos maneras. Un nombre tiene seis letras (מטטרון)y otro siete (מיטטרון). Se piensa que el primero es el Enoc transformado en ángel mientras que el segundo es el Metatrón primordial, una emanación de Dios. Metatrón es la décima y última emanación. Se relaciona con la Presencia Divina en la Tierra.
• El Zohar, texto principal que se asocia con la Cábala, llama a Metatrón "el Joven”, el mismo título con que aparece en 3 Enoc y que podría significar “sirviente”. Este texto identifica a Metatrón con el ángel que guió a los israelitas en el éxodo.
• El Zohar también describe a Metatrón como “el rey de los ángeles” que reina sobre el árbol de la sabiduría o árbol del conocimiento del bien y el mal. (Zohar 49, Ki Tetze: 28:138)
• El Zohar Bereshit 51:474 dice que cuando Enoc estaba en la Tierra, se dedicó a escribir un libro que contenía los secretos de la sabiduría hasta que fue llevado al Cielo para convertirse en ángel. Dios le permitió a Enoc continuar este mismo ministerio en el Cielo.
• En el Zohar Bereshit 51:475 dice que todos los secretos sobrenaturales fueron puestos en las manos de Metatrón y que él los ponía en las manos de quien los mereciera.
• El Talmud menciona en Hagiga 15a que Dios le permitió a Metatrón sentarse en su presencia por su trabajo como escribano de los méritos de Israel.

El ángel patrón de los niños:
Metatrón es el ángel patrón de los niños por su papel en el Zohar como el ángel que guió al pueblo de Israel en el desierto hacia la Tierra Prometida. Él guía a los niños tanto en la Tierra como en el Cielo. Ayuda a los niños índigo y cristal a superar los obstáculos de su evolución. Los padres pueden pedir a Metatrón que los guíe para poder ayudar a sus hijos en su educación, espiritualidad y el desarrollo de sus habilidades psíquicas.

Jefe de los ángeles de la muerte:
Por ser un ángel que una vez ser humano, a Metatrón se le asocia con los arcángeles Gabriel y Samael cuando trabajan como ángeles de la muerte. Metatrón los supervisa cuando ayudan a las almas a hacer su transición del plano físico al espiritual.

Guardián de los registros akásicos:
Los ángeles guardianes pueden consultar a Metatrón en su rol de guardián de los registros akásicos. De esta manera, Metatrón ayuda al ser humano a perfeccionar su alma. Los registros akásicos son una manera de explorar las vidas pasadas pues contienen “la mente de Dios” o la memoria de todo lo acontecido desde el principio de los tiempos. Metatrón tiene acceso a la sabiduría divina, que ofrece a los ángeles guardianes para ayudar a los seres humanos en su evolución.

Ángel iluminador:
El arcángel Metatrón se encarga de dirigir la ascensión y activación del cuerpo de luz del ser humano. Es un ángel poderoso que, porque fue humano, conoce el camino de la iluminación. Su significado más importante para quien desea caminar hacia Dios es que representa el potencial de transformación y purificación del alma cuando se propone trascender la materia para unirse al espíritu puro de la Divinidad.

Metatrón y el Misticismo Cabalista:
En el “mapa medieval de los dominios espirituales”, existe algo llamado el Intelecto Agente, que es la esfera de unión entre la mente divina y la mente humana. En ese marco teórico, el místico y cabalista español del siglo XIII, Abraham Abulafia, emplea diversas y variadas fórmulas para indicar cómo cierta inmersión en la Torá —que incluye un dominio total de los modos de combinaciones de letras— es el sendero que conduce a la unión inherente a experimentar la esfera del Intelecto Agente.

En cuanto a Metatrón, Abulafia lo introduce al plantear que la llamada “rueda de las letras” se encuentra bajo su jurisdicción, pues él es el ángel mencionado en Éxodo23, 20-21: ‹‹He aquí que yo voy a enviar un ángel delante de ti, para que te guarde en el camino y te conduzca al lugar que te tengo preparado. En él está mi Nombre››. Es pues en la última línea citada donde el Talmud ve una alusión al nombre Shaddai (uno de los nombres de Dios), el cual tiene el mismo valor numérico (314) que el nombre Metatrón, lo cual es interpretado como el hecho de que el ángel Metatrón es el guía en el viaje hacia la Tierra Prometida.

Ocurre entonces que, en un nivel profundo, la Tierra Prometida representa la condición de unión con Dios, de modo que Metatrón viene a ser nuestro guía en el camino para aproximarnos progresivamente a Dios. Pero también, tal y como dice Brian L. Lancaster en La esencia de la Kábala: La enseñanza interior del Judaísmo: ‹‹El Zohar Hadash conecta a Metatrón con la “rueda en la tierra” en la visión de Ezequiel (Ez1, 15). El Zohar procede a describir cómo las letras del Nombre inefable están grabadas en una llama que surge del ángel. Estas son las letras en el núcleo de las prácticas cabalísticas. En última instancia, cada una de las veintidós letras hebreas es contemplada como un Nombre en sí misma. Así, vinculándose a la rueda de las letras en mística concentración, el cabalista aspira a encontrarse con Metatrón, guardián de la vía para la unión con Dios››

Cubo sagrado del Ángel Metatrón:
La fruta de la vida (un componente de la Flor de la Vida, un cuerpo de la geometría sagrada) está compuesto de trece círculos. Si cada círculo se considera un "nodo", y se conecta con el siguiente mediante una única línea recta, un total de setenta y ocho líneas resultan creadas. Así, el cubo de Metatrón es un cuerpo geométrico directamente obtenido de la "Fruta de la vida"; dentro del cubo se pueden encontrar otros cuerpos, como los dos modelos dimensionales de los cinco sólidos platónicos.

En las primeras escrituras cabalísticas se dice que Metatrón creó este cubo a partir de su propia alma. Esto se puede ver también en el arte cristiano, donde éste aparece sobre su pecho, o flotando detrás de él. El cubo de Metatrón se considera también un glifo sagrado, y a veces se dibuja alrededor de un objeto o persona para protegerlo de los demonios y los poderes satánicos. Esta idea también aparece en la alquimia, en la que el círculo fue considerado un círculo de contención, o un círculo de la creación.

Sello y Forma de Invocarlo:
Una manera (hay algunas) bastante eficiente para invocarlo es la siguiente:

1. Enciende una vela color rosada o blanca.
2. Pon el sello del arcángel cerca de la vela.
3. Relaja todo tu cuerpo y respira profundamente. Cierra los ojos y deja ir la tensión en cada parte de tu cuerpo.
4. Cuando estés relajado, pide a Metatrón que te acompañe, rezando una oración o simplemente pidiendo su presencia como te nazca hacerlo o rezas la oración uno.
5. Expresa mentalmente o en voz alta lo que deseas.
6. Con los ojos cerrados, imagina que el color rosado llena todo el ambiente en que te encuentras. Procura sentir su energía.
7. Respira e imagina que inhalas la energía rosada que está a tu alrededor. Visualiza que tu cuerpo se llena de esa energía, siéntela si puedes.
8. Exhala, visualizando que dejas salir el color rosado por la boca.
9. Continúa inhalando, exhalando y sintiendo el color rosado durante el tiempo que quieras.
10. Cuando termines, deja que el color rosado se disipe poco a poco hasta que solo respires luz blanca (visualiza todo esto). Has esto sin apuros, poco a poco, relajado.
11. Da las gracias a Metatrón por su contribución.
12. Si quieres ampliar la duración de los beneficios, utiliza alguna prenda de vestir de color rosada.

INVOCACIÓN
Desde este momento, invoco la presencia del
Arcángel Metatrón para que me guíe por
el camino correcto, para que pueda dar vuelta
la página de la injusticia, de la carencia,
de la tristeza y el resentimiento que hay
en mí y a mi alrededor, su presencia trasmutará
mal por bien, tristeza en alegría, oscuridad en
luz, todo lo negativo en mí se convierte en
sanador, todo lo que me ataba y frenaba se
convierten en impulso para lograr mis objetivos
Siento tu fuerza transmutadora en mí.

Amado Arcángel Metatrón, te pido que
me ayudes a encontrar el equilibrio
que necesito, a encontrar las nuevas
posibilidades para ser pleno, sano y próspero.
Te encomiendo mi avance en el camino
que Dios ha preparado para mí.

Arcángel Metatrón, tú que representas la equidad,
el balance, la justicia, la recompensa, te pido
que intervengas por mi (o Por…) y pongas estas
virtudes en mi vida presente. Necesito que
(nombrar situación puntual) se equilibre,
actúe la justicia divina para que sea resuelto
definitivamente. Te doy gracias por tu amor
y sé que desde este momento las cosas se equilibrarán.
AMÉN.


ORACIONES:

1era Oración:
Arcángel Metatrón, luz de todos los Serafines,
con tu sublime protección primordial ayúdame a lograr la quietud
de mi espíritu para darme fuerzas para continuar y vencer,
siempre en nombre de la verdad
iluminándome en todos mis caminos.

Con tu luz divina,
dame confianza en mi mism@ y fe en mis ideales.
Estaré a tu servicio pues soy dign@ de tu protección.
Libérame de todas las impurezas que puedan perjudicarme.
Concédeme una existencia tranquila
para trabajar con amor.
Amén


2da Oración:
(para una petición concreta)

Glorioso arcángel San Metatrón, intercede por mí, y ayúdame a activar mi cuerpo de luz y recorrer el camino de la iluminación.
Glorioso arcángel San Metatrón, imploro tu continua custodia para mantener la claridad mental y la luz del espíritu con cada paso que doy hacia la luz de Dios.
Glorioso arcángel San Metatrón, envuélveme en el blanco de tu luz y ayúdame a llenarme de tus bendiciones de tranquilidad, balance, limpieza emocional y armonía. Ayúdame a sentir la claridad de la luz que traes a mi alma y a compartirla siempre con todos mis semejantes.
Protector mío, concédeme la gracia que te solicito (haz tu petición) si es conveniente para el bien de mi alma y de todo el mundo. Acompáñame y guía todos mis pasos hasta alcanzar la vida eterna y el amor divino. Amén.


3era Oración:
(reconociendo la identidad Enoc-Metatrón)

Oh, Enoc, que eres el Arcángel Metatrón acepto tu presencia.
Tú que eres el Canciller del Cielo, Ángel de la Alianza y Rey de los Ángeles
Que eres el anotador y supervisador de todos nuestros actos en el libro de la vida registrándolos así con una pluma.
Pido doy gracias porque serás un testigo del bien que hago, quizás de esos actos de Amor o Benevolencia no reconocidos por los demás.
Busco tu consejo para que me ayudes a encontrar el equilibrio entre lo que damos y lo que guardamos para nosotros mismos.
Guía mis esfuerzos y ayúdame a encontrar la medida correcta para mi rendimiento y actividad.
Agradecido quedo de ti eternamente Arcángel Metatrón.
Gracias Padre
Gracias Jesús de Nazareth
Gracias Virgen Maria
Gracias Universo
Gracias Ángel de la Guarda
Gracias Arcángel Metatrón.


EDUARDO LUZ
Tarotista, Astrologo y vidente
CONTACTO:
cartasegipcias@gmail.com
TWITTER, FACEBOOK e INSTAGRAM:
cartasegipcias


Tal vez te podría interesar:

Arcángel Uriel: Fuego de Dios...

Arcángel Raziel: El Guardián de los Secretos...

Arcángel Zadquiel: El Justo de Dios...

>